La Reina Road 2015

Marce, Caloto y Javi

El pasado 30 de mayo nos desplazamos hasta la localidad leonesa de Boca de Huérgano tres integrantes del Club Ciclista Siglo XXI para participar en esta joven marcha que cumple su segunda edición. Sin duda, un trazado exigente, jalonado por varios puertos de escaso desnivel pero cuya acumulación acaba por producir un desgaste considerable.

Tan sólo 3º de temperatura a las 9 de la mañana. Cielo de color azul intenso. Músculos templándose al sol. La participación no es muy alta, alrededor de 80 participantes, muchos aprovechan hasta el último minuto para inscribirse y esto hace que salgamos sobre las 9:30.

Los primeros kilómetros discurren por una carretera de buen firme pero a la sombra de una colina por lo cual la sensación térmica baja bastante. En las primeras rampas del primer puerto de la jornada, Picones, acelero un poco la marcha para romper a sudar y, ante la pasividad del resto, me sitúo con facilidad a la cabeza del pelotón hasta Besande, donde empezamos a subir Monteviejo, por una calzada más estrecha e irregular. A partir de aquí los más inquietos se animan y el ritmo empieza a endurecerse. Para mí será costoso coronar junto a ellos y, sobre todo, no quedarme demasiado atrás en los descensos, especialmente este de Monteviejo que ya nos habían advertido de que estaba en muy malas condiciones.

Esta primera parte de la marcha es un continuo sube y baja de puertos: Picones, Monteviejo y Pando. A partir de aquí tenemos por delante unos 80 kilómetros de terreno más o menos llano, con algún repecho en el que las pulsaciones se me ponen por las nubes.

Ruedo en un grupo de unas 20 unidades que en las proximidades de Riaño se fue fragmentando aunque al volver a suavizar la carretera nos reagrupamos otra vez, y así llegamos a los primeros kilómetros de Panderrueda, donde definitivamente se rompería el grupo, quedándome en el segundo, y durante el descenso, se produjo otra escisión, volviendo a quedarme entre los de atrás.

Tras el rápido y técnico descenso hasta Posada de Valdeón empiezan las primeras rampas de Pandetrave, 10 Kilómetros de puerto de los cuales los 4 primeros son los más duros, con algún repecho realmente exigente. A partir de aquí me quedo prácticamente sólo y el cansancio acumulado empieza a pasarme factura.

Tras coronar Pandetrave empiezo el largo descenso hasta Portilla de la Reina, en el que hay que dar bastante pedal. No sé cuantos kilómetros quedan debido a que el cuenta no me funciono durante un buen rato. Tampoco conozco el terreno, no sé si es todo descenso, si hay repechos… En Portilla paro en una fuente para llenar el bidón y continúo en solitario a buen ritmo hasta que sufro calambres en el cuádriceps derecho. Quito el plato y llaneo muy ligero de desarrollo, al menos así puedo continuar sobre la bicicleta. Al poco, me alcanza un ciclista por detrás que me anima a seguirlo. Le comento que no le voy a poder relevar porque voy con calambres y me sitúo a su rueda lo que me permite recuperar muscularmente y al final me animo a dar un par de relevos.

Tras algo menos de 5:30 horas cruzo la línea de meta en Boca de Huérgano, donde me comentan que soy el primero de mi categoría y el décimo tercero de la general. Poco a poco van llegando ciclistas en un goteo constante, nada de grupos numerosos, más que un recorrido en línea aquéllo parecía una contrarreloj.

Por su parte, Javi Caloto consigue un meritorio 3º puesto en su categoría. Buena cosecha para el club en esta marcha que deseamos crezca mucho en participación en años venideros.

Podium veteranos A

 

Podium veternos B

Categoria: 
Valora este artículo: 
No votes yet

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
By submitting this form, you accept the Mollom privacy policy.